107

LA MÚSICA DISCO Y SU HISTORIA

Publicado el 29 de abril de 2009 a las 12:53 pm

Lo que debes saber…

Ya estamos muy acostumbrados a la existencia de las discotheques, ahora nombrados antros. Es difícil imaginar el momento en que por el mundo empezaron a aparecer estos lugares para bailar en los que no había orquesta ni conjunto, simplemente se tocaban discos. No había director de orquesta y en su lugar estaba la estrella del lugar: el Disc Jockey. La posta de baile estaba ocupada por parejas bailando acompasadas, vistiendo una indumentaria diferente a la de los rockanroleros.

Por Jaime Almeida

Los inicios de la disco music

Allá, a principios de la década de los setenta, los adultos consideraban absurdo in a bailar a lugares donde no habría música en vivo. La música seria de puros discos ¿Qué caso tendría salir a un sitio así, seria lo mismo que quedarse en casa y escuchar ahí los discos? Más aún, estaban acostumbrados a disfrutar el espectáculo visual que ofrecían los músicos; así, los que no estaban bailando, estaban presenciando el “concierto” de la orquesta, un concepto ahora difícil de entender.

La discotheque nacía bajo las nuevas circunstancias sociales por las que atravesaba una juventud que no perteneció a los turbulentos años sesenta. Estaba muy lejana a los tiempos de las Segunda Guerra Mundial y su música esta de los Beatles para acá.

Una época que, habíamos visto el clímax de la psicodelia, empezaba a explorar los caminos de una elegancia en el vestir, misma que seria inmortalizada años después en la película Fiebre de Sábado por la Noche con el traje blanco de John Travolta.

fotos-70s

La discotheque tuvo su propia corriente musical, ahora la llamamos genéricamente “música disco”, pero en aquellos años se le distinguían distintas influencias, orígenes y tendencias. No era lo mismo la música que tocaba Van McCoy a las interpretaciones de Gloria Gaynor, o el estilo de Barry White.

A tres décadas de distancia ya todo parece igual, ritmo repetitivo a cuatro, predomino de voces femeninas, letras sugerentes, excesivo nivel en el bajo y la notoria ausencia de artistas blancos, pero no fue siempre así. La era de la música disco estuvo llena de riqueza sonora y provocativa incitación al bailes.

La música disco provocó que nuevamente, después de veinte años, la pareja volviera a unirse físicamente en la pista de bailes, teniendo contacto cuerpo a cuerpo al ritmo programado por los disc jockeys. Las parejas correspondían con una danza coreografiada, de pasos ensayados, como en el clásico “Hustle”.

Ir a bailar a una disco requería pues, un estilo fashion en el vestir, tener habilidades para bailar, y haber dedicado un tiempo de ensayo. Todas estas razones, eran suficientes para que los rockeros de jeans y zapatos raspados sintieran aversión por los chavos que iban a la disco.

El sonido disco y las primeras discotheques

Es necesario también tomar en cuenta que las primeras discotheques surgieron en Europa, concretamente en Francia. De ahí el origen del nombre discotheque, estas eran inicialmente frecuentadas por una clientela prominentemente gay.

Le Dome y Le Club fueron los primeros nombres que despuntaron en el creciente fenómeno mundial de las discos que alcanzo un clímax en 1977, cuando al menos 15 mil discos estaban registradas solamente en los Estados Unidos, siendo el club mas famoso del planeta el Estudio 54

Sin embargo, el fenómeno musical surgido a partir de la segunda mitad de los setenta es totalmente inconfundible y conquistó con su magia a millos de personas en todo el mundo.

En la música disco hay diversas variedades, pero en todas se encuentra un común denominador, el ritmo. Los que al referirse a una melodía dicen, “tiene un buen ritmo, es bailable”, están describiendo perfectamente la esencia del sonido de la música disco.

Básicamente, la música disco combina cerdas y efectos que hacen recordar a las grandes bandas dar como resultado una música alegre de esas que ponen los pies en movimiento y que caso obligan a ponerse de pie y empezar a mover el “bote”.

Puede decirse que la música disco fue la evolución del rock and roll en los setenta, pero los ritmos de esta música son mas potentes y mas eróticos que los de las eras anteriores.

En la música disco se mueven raíces étnicas de una fuerza que no se había presentado antes en la música popular en ingles; de hecho, la música disco es una evolución de las corrientes negras del rock and roll, y en sus bailes y coreografías resume su esencia latina agregando así otros elemento que provocaba rechazo en los públicos blancos de la era del rock.

En las estaciones de radio, la música disco se presentaba en versiones cortas, breves repeticiones de la melodía y el ritmo, pero las discotheques se escuchaban las versiones remezcladas, en largas duraciones, con secciones dedicadas al ritmo, fusionadas con interludios melódicos sobre los que se oían letras de gran trivialidad, son importar cual tipo de digresión proyectaba el disc jockey. El ritmo avasallante siempre imponía su dominio.

Las primeras disco stars

Durante un tiempo se tuvo la visión de que la música disco era una corriente exclusivamente negra, en la que los miembros de otros orígenes estaban fuera de lugar, pero pronto esa idea desapareció cuando en las pistas de baile, el “Latín Hustle” desplazó y tomo el lugar del Hustle básico, y después el grupo de los “güeritos” Bee Gees se convirtió en el fenómeno mas grande de la música disco alrededor del mundo.

Las diferencias entre los estilos de la música disco son con frecuencia muy tenues, pero una vez que la pareja ha sido seducida por la urgencia de bailar, a muy pocos importa el sabor étnico o cualquier otra variación que exista entre canción y canción. Lo importante es el ritmo, y a pesar de ello, los estilos de la música disco son tan diversos como los estilos que hubo en el blues, el Fol. Y el rock durante los años sesenta. Entre los orígenes de la música disco hay que reconocer la profunda influencia que durante esta misma década tuvo el sonido grabado en la compañía Motown, el cual se escuchaba en todas las fiestas y era muy bailable. Los pasos eran espontáneos e improvisados, pero en la pista todo sentían que los ritmos de Las Supremes, Los Tour Tops, Smokey Robinson and the Miracles, Stevie Wonder y otros artistas famosos del soul eran los mejores para bailar.

Conforme fue aumentando la popularidad del baile, los conciertos de rock perdieron interés, así que las nuevas grabaciones fueron orientándose mas y mas hacia lo bailable, dos de los artistas pioneros en la producción de música etiquetada como disco fueron Barry White y Gloria Gaynor.

Los temas de Gaynor “Never can say doodbye” y “How high the moon”, sumados a la “Can’t theme” de Barry se convirtieron en éxito disco instantáneos.

El The Hustle de McCoy

foto-2-70sEn Europa, Cerrone, un músico francés productor y compositor, se acredito como el gran detonador de la fiebre disco desde la segunda mitad de los años setenta.

La mayoría de los aficionados a la música disco coindicieron al afirmar que el artista que solidifico la revolución sonora de la música disco fue Van McCoy con su mega-hit “The Hustle”. En 1975, cuando este pegajoso tema instrumental escrito, arreglado e interpretado por McCoy fue presentado ante el publico, causo la gran sensación. De inmediato, conquisto el primer lugar de todas las listas, el tema fue calificado como “el mas grande disco bailable de los setenta” y se le otorgo el Grammy como Mejor Corte Pop Instrumental.

Tal vez fue la oportunidad, el timing lo que hizo un éxito de la canción de McCoy. De acuerdo a lo que el mismo comento, “nunca había visto los pasos de baile en una pista, cuando la canción ya había empezado a tomar forma en mi mente”.

McCoy quien antes había producido y promovido las grabaciones de grandes veteranos del pop como Gladis Knight y los Pips, Las Shirelles y Aretha Franklin, tenia facilidad para predecir las reacciones del publico, así que los pasos perfectos para su canción y entonces la dio a conocer con la oportunidad de todo un experto.

En 1974 y a principios de 1975, el hustle empezó a fascinar en las grandes capitales del mundo. Por una parte la popularidad de la canción, y a su vez la canción proyectó el bailes del hustle; de hecho, muchas personas todavía creen que el mismo Van McCoy fue quien inventó los pasos de baile que cimentaron la popularidad de la Disco.

En realidad es muy difícil señalar con precisión el evento exacto que detono el boom de la música disco, y aun si escogemos la grabación de “The Hustle” como un parte aguas, los orígenes de esta música pueden encontrarse años atrás en la historia del rock y es probable que las parejas de baile hayan sido quienes iniciaron este genero.

Al principio simplemente escogieron las canciones que les gustaban bailar, y conforme los músicos y compositores se fueron dando cuenta de estas preferencias musicales comenzaron a crear el sonido que los bailarines buscaban para dar rienda suelta a las expresiones corporales de su alegría.

Se abre así una época rica en música para bailar. “El Hustle”, “El Bus Stop”, “El Latín Hustle “, “El Double Strut”, y “El Chicago Loop”, son solo algunos de loa estilo de baile que fueron llenado las pistas de las discos en el mundo entero.

La etapa musical de la disco vivió hasta la primera mitad de los años ochenta, en esa década surgieron artistas, grupos, compositores, estilos y canciones que ya se encuentran en nuestra memoria musical. Con ellos continuara nuestro recorrido por La Disco y su Música en los que será nuestro siguiente encuentro. Hasta entonces…



.